10 Beneficios de Practicar Danza Oriental

10 Beneficios de Practicar Danza Oriental

Antes de contarte sobre los 10 Beneficios de practicar danza oriental, me gustaría señalar que, sin importar el tipo de actividad física que realices, siempre encontrarás innumerables beneficios para tu bienestar.

Cuando hablamos de actividad física la Organización Mundial de la Salud la define como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos, con el consiguiente consumo de energía. Esto quiere decir que, se puede estar haciendo actividad física al jugar, danzar, caminar, o hasta ciertos tipo de trabajos, que no involucren estar sentado mucho tiempo.

Mover tu cuerpo de forma intencionada te ayuda a regular, prevenir y controlar las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares- También ayuda a prevenir a mantener un peso corporal saludable y mejora la salud mental, la calidad de vida y el bienestar.

Todos podemos elegir que tipo de actividad física queremos realizar, y si te inclinas por la danza te voy a contar sobre 10 beneficios de practicar danza oriental – raks sharki, que he notado en mi y en mis alumnas.

#1 Tus pulmones funcionan mejor

En una clase de danza oriental, los movimientos de caderas, desplazamientos, las secuencias coreográficas, ayudan a que el sistema cardiovascular suministre más oxígeno al cuerpo, fortaleciendo el corazón y aumentando la capacidad de oxígeno que los pulmones puedan almacenar.

Podemos respirar más profundo, oxigenando más el cerebro, lo que da tiempo para pensar y ser consciente de la respiración, lo que nos mantiene presente para encontrar mejores formas de reaccionar ante las situaciones que nos causan estrés. Ayuda a reducir la falta de aliento y restaurar la resistencia corporal lo que hace que cada vez te muevas con mayor facilidad.

#2 Disminución del Dolor de espalda.

Los movimientos como ondulaciones, ochos, shimmies, círculos o golpes, involucran los músculos abdominales, de la espalda y los músculos que rodean la columna vertebral. Estos movimientos, entre otros, se convirtién en ejercicios de fortalecimiento, que ayudan a reducir el dolor de espalda. La danza oriental es una actividad aeróbica de bajo impacto y si la practicas regularmente, puedes aumentar la fuerza y la resistencia de la espalda, mejorando su función muscular.

#3 Fortalecimiento del suelo pélvico

El piso pélvico es un grupo de músculos y otros tejidos que forman una especie de hamaca a través de la pelvis. En la mujer, mantiene el útero, la vejiga, los intestinos y otros órganos pélvicos en su lugar, para que puedan funcionar adecuadamente. En la práctica de la danza oriental, los constantes movimientos con la cadera ayudan al mantenimiento de los músculos involucrados en esta zona.

#4 Un corazón sano

Todos los días y sin que te des cuenta, tu corazón late alrededor de 100.000 veces y el órgano que te mantiene vivo, lo hace sin intervención consciente tuya. Cuando eres constante en practicar danza oriental, ayudas a tu corazón a estar sano, cada nueva secuencia de movimiento, impulsa la sangre a recorrer todos los órganos y tejidos cargada de oxígeno y nutrientes.

#5 Aumenta la autoestima

La autoestima está definida como, el aprecio o consideración que tenemos de nosotras mismas y se nutre al dar valor a cada dimensión de nuestra vida. Es nuestro propio autoconcepto. Cuando realizamos danza oriental, conectamos con nuestro cuerpo y lo vemos como un templo sagrado, esto genera confianza y eleva la valoración positiva que tenemos de nosotras mismas. Cuando te sientes bien con cada parte de ti, resplandece la fuerza de voluntad y te sientes entusiasmada.

#6 Aumenta el amor propio

Mientras la autoestima tiene que ver con el autoconcepto, el amor propio va un paso más allá, es la aceptación incondicional de nuestro ser y no depende de quién somos o qué hacemos. Tu historia personal, te hace única y al danzar con una técnica limpia que no dañe tu cuerpo, puedes expresar tus emociones y mostrar sin restricciones quién eres, esto te hace sentir libre, porque lo reconoces y lo expresas.

#7 Tus niveles de energía aumentan

La danza oriental te ayuda a subir el valor que tienes de ti misma, anhelas cuidar de tu cuerpo, no por vanidad, sino porque lo reconoces como templo sagrado, aprendes a transitar tus emociones y revisar que tus pensamientos sean bonitos. Todo esto te permite disponer de más energía para ir por tus propósitos y mantenerte alineada, con el ser más importante que existe en tu vida, tu.

#8 Mejora las relaciones sociales

Aceptarte, amarte, respetarte, abre tus horizontes al comprender que cada ser que está en contacto contigo, tiene su propia visión de la vida, dificultades y deseos. Ya no te sientes en conflicto por el brillo que puede emitir otro, porque reconoces que tú también brillas y esto te lleva a co-crear espacios con mayor disposición, tranquilidad y seguridad.

#9 Mejora la memoria

El rico repertorio de movimientos de la danza oriental, las creativas secuencias que puedas aprender a crear, la madurez musical de oriente, los diferentes estilos, el folclor y la evolución constante de la danza, no te deja tiempo a tener un cerebro perezoso y sin ganas de aprender, lo que ayuda a mantener entrenando tu plasticidad cerebral, los procesos cognitivos y tu memoria.

#10 Alarga la vida

Las pasiones nos mantienen vivas, vivir una vida simple, sin ser la protagonista de tu vida, te acorta la vida. Practicar danza oriental regularmente puede en realidad disminuir el proceso de envejecimiento a nivel celular y potencialmente agregarle años a tu vida.

Si aún no te convencen algunos de estos 10 beneficios de practicar danza oriental, te invito a una clase de cortesía ya sea presencial o virtual para que la experimentes, fortalezcas tu corazón y pulmones, entres tu memoria y nos conozcamos, sin miedos a brillar juntas.

Si te entusiasma hacerlo, dale clic al siguiente botón, que te llevará a mi whatsapp y puedas agendar tu clase de cortesía, virtual o presencial.

error: Content is protected !!