COMO ESCUCHAR A TU CUERPO

Como Escuchar a Tu Cuerpo

Como escuchar a tu cuerpo, porque lo creas o no tu cuerpo tiene cosas que contarte, te envía señales para decirte como va todo y puedas aprender a habitarlo, conocer los limites de cuerpo y aceptarlo tal y como es, es la base para confiar en ti. En esta entrada te comparto tres formas de entender las cosas que tu cuerpo quiere contarte y tu puedas escucharlas.

Ignoramos sus señales, lo descuidamos y rechazamos las sensaciones que tenemos miedo de sentir, utilizamos medicamentos de forma irresponsable, ocultamos y fingimos emociones, con el propósito de no escucharlo.

Cada célula de nuestro cuerpo guarda sabiduría y en su totalidad es un guía confiable, si dedicamos el tiempo suficiente para crear una relacion sana con el. Es cuestión de práctica, como todo aquellos que queremos aprender y luego obtener beneficios por realizarlo.

Veamos la primera de tres formas de como escuchar a tu cuerpo. Comencemos:

#1 DISOLVER CREENCIAS PARA ESCUCHAR A TU CUERPO

Si, así es, indagar cuáles son tus creencias acerca de cómo debe ser la relación con tu propio cuerpo y el cuerpo de otros te dará el punto de partida para poder comprenderlo y comprometerte a iniciar una nueva relación con él.

Dedica un momento para crear un espacio sagrado, donde puedas estar a solas, en calma y puedas escuchar las respuestas a ¿Cuáles son los pensamientos que tiene acerca de tu cuerpo?

Este ejercicio te dará luz para revisar las ideas que son o no son sanas para mejorar tu relación con tu propio cuerpo. Te dejo una lista de preguntas para iniciar y apoyarte en este proceso.

  • ¿Qué significa mi cuerpo para mi?
  • ¿Cómo me siento con mi cuerpo?
  • ¿Creo que mi cuerpo tiene algo que decir?
  • ¿Le doy a mi cuerpo lo que necesita cuando lo pide?
  • ¿Qué tipo de hábitos tengo relacionados con mi cuerpo?
  • ¿Cuánto siento cada parte de mi cuerpo?
  • ¿Qué partes de mi cuerpo están tensionadas?
  • ¿Siento mi cuerpo vacío?
  • ¿Cual es mi actitud corporal?
  • ¿Encojo los hombros o me mantengo erguido?
  • ¿Soy consciente de mi respiración?
  • ¿Qué dice la sociedad sobre lo que debo sentir y no sentir con mi cuerpo?
  • ¿Cómo desarrollar mis ideas acerca de mi propio cuerpo?
  • ¿Cuáles ideas me hacen sentir cómoda con mi cuerpo?
  • ¿Cuáles ideas me hacen sentir incómoda con mi cuerpo?

#2 RESPIRAR CONSCIENTEMENTE

La respiración está estrechamente relacionada con nuestras emociones y pensamientos, una respiración superficial, corta y rápida da la sensación de estar en modo supervivencia, en estrés. Mientras que una respiración lenta, profunda ayuda a calmar los pensamientos y nos invita a estar tranquilos.

Adquirir el hábito de observar y sentir la respiración ayuda a autorregularnos cuando lo necesitemos. Respirar profundamente te da paz y puedes observar las sensaciones que revela el cuerpo para interpretar las información que indica. Recuerda que respirar no es solo la fuente de nuestra vida sino que también es la calidad de la misma.

Aquí te comparto un ejercicio de respiración poderosa que puedes realizar 3 veces al dia de la siguiente manera:

Haz 10 respiraciones fuertes de la siguiente forma: Inhala durante 6 segundos, mantén la respiración durante 24 segundos, exhala en 12 segundos.

#3 CON EL MOVIMIENTO PUEDES ESCUCHAR A TU CUERPO

El ejercicio aeróbico fortalece la salud. Aeróbico literalmente significa con oxígeno y se refiere al ejercicio que realizas de forma moderado sostenido durante un periodo de tiempo tal vez entre 20 a 60 minutos. Este tipo de ejercicio te brinda resistencia y abarca el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos y los músculos. Ejercicios de este tipo por ejemplo son caminar, andar en bicicleta, nadar y la danza.

Cuando se trata de identificar emociones y luego expresarlas a través del movimiento, te propongo conectar con un movimiento libre, donde solo debes liberar un espacio donde no haya obstáculos para moverte, escuchar música que te guste y te invita a moverte, empezar de forma suave, escanear tu cuerpo, identificar qué partes de tu cuerpo se encuentran tensionadas, identificar las sensaciones y emociones acuamulas en tu cuerpo para moverte según tu mismo cuerpo te indique y puedas expresarlas, entenderlas y soltarlas a través de él.

Otra buena forma es aprender la técnica de una danza milenaria como el afro o la danza del vientre, esto te dará mucha confianza para mover tu cuerpo, saldrás de tu zona de confort y hasta podrás sentirte acompañada con otras personas que empatizan con tu proceso.

Identificar cómo se encuentra tu cuerpo y cambiar conscientemente tu nivel de energía te dará confianza, conectarás con la sabiduría ancestral que guardan estos movimientos, te brindaran claridad en tus ideas y escuchar la voz de tu intuición dándote orientación y confianza para tomar decisiones.

Habitar cada parte de tu cuerpo y conocerlo a fondo te permite llegar a sentir con él, aprender y a construir una mejor imagen que tengas acerca de tu cuerpo, te ayudará a disfrutar de tu intimidad, incrementar tu salud y vitalidad, saber cuando te encuentras en modo supervivencia, fortalecerás tu sistema inmune e integrar tu pasado con tu presente, así sepas por dónde llegaste al lugar en el que te encuentras y encontrar un nuevo rumbo para ir al sitio qué quieres llegar.

Anímate a practicar una de estas 3 formas de como escuchar a tu cuerpo.Tu cuerpo tiene cosas que contarte, escucha su sabiduría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!