El aprendizaje y sus enemigos

El aprendizaje y sus enemigos

El aprendizaje y sus enemigos desde el Coaching Ontológico. El aprendizaje implica adquirir conocimientos y llevarlos a la acción, involucrando el mundo interior y exterior. Nos invita a adquirir nuevas habilidades, conocimientos e ideas, a la vez que tenemos conciencia de nuestro estado corporal y emocional, para integrarlo en las acciones que realizamos y desafiar nuestros propios límites, abriendo a nuevas posibilidades.

El aprendizaje es fundamental para el desarrollo personal y profesional de una persona, ya que le permite adquirir las habilidades y conocimientos necesarios para enfrentar los desafíos que se presentan en la vida. Además, el aprendizaje es un proceso continuo y permanente que nos permite evolucionar y mejorar a lo largo de nuestra vida.

Desarrollarse personalmente significa trabajar en uno mismo para alcanzar el máximo potencial como persona. Esto puede involucrar una variedad de aspectos, como el desarrollo de habilidades, la mejora de la autoestima, el aumento de la autoconciencia y la identificación de metas y propósitos personales.

También implica trabajar en áreas de la vida que pueden necesitar mejora, como la comunicación efectiva, la resolución de problemas, el manejo del estrés, la toma de decisiones y la empatía.

Esto da como resultado:

La concepción activa del aprendizaje

La concepción activa del aprendizaje se refiere a un enfoque en el que el aprendiz no es un pasivo receptor de información, sino que es participante activo en su propio proceso de aprendizaje. Se basa en la idea de que aprendemos mejor cuando nos involucramos activamente en nuestro aprendizaje y tenemos la oportunidad de explorar, descubrir y aplicar lo que estamos aprendiendo.

El conocimiento no es simplemente transmitido por un maestro o un libro, sino que se construye activamente por el aprendiz a través de su experiencia y reflexión. Por tanto, requiere de acción y voluntad. Sobrepasando cualquier pensamiento o sentimiento que nos mantiene atrapados sin ganas de aprender.

Para identificar estos estados mentales y emocionales, resulta práctico conocer las zonas de aprendizaje según Leonardo Wolk.

Las zonas del aprendizaje

Leonardo Wolk, reconocido coach y escritor argentino, ha desarrollado el concepto de “las 3 zonas de aprendizaje” que son:

#1 Zona de confort: Es la zona en la que nos sentimos cómodos y seguros, donde nuestras habilidades y conocimientos ya están consolidados. No hay mucho desafío o estímulo para aprender algo nuevo en esta zona.

#2 Zona de aprendizaje: Es la zona en la que nos enfrentamos a nuevos desafíos y aprendemos cosas nuevas. En esta zona, experimentamos cierta incomodidad y estrés, pero también un mayor potencial para el crecimiento y el desarrollo.

#3 Zona de pánico: Es la zona en la que nos sentimos abrumados y paralizados por los desafíos. Esta zona se caracteriza por una sensación de miedo y ansiedad intensos, que pueden impedirnos aprender y desarrollarnos.

Las zonas de aprendizaje de Leonardo Wolk nos permiten entender los diferentes estados mentales y emocionales que experimentamos durante el proceso de aprendizaje. Este proceso de aprender consta de 4 fases. Conócelas a continuación.

Las cuatro fases del aprendizaje son:

  1. Fase de inconsciencia: En esta etapa, no somos conscientes de que no sabemos algo y no tenemos habilidades para llevar a cabo una tarea en particular. Es la etapa en la que empezamos a prestar atención a lo que necesitamos aprender.
  2. Fase consciente: En esta fase, somos conscientes de que no sabemos algo y comenzamos a adquirir conocimientos y habilidades. A menudo, esto implica la práctica y el ensayo y error para adquirir la destreza necesaria.
  3. Fase de competencia: En esta etapa, hemos adquirido un nivel de habilidad suficiente para realizar la tarea con éxito y con poca o ninguna dificultad. Todavía tenemos que pensar conscientemente sobre lo que estamos haciendo, pero podemos realizar la tarea de manera efectiva.
  4. Fase de inconsciencia consciente: En esta etapa, hemos alcanzado un alto nivel de habilidad y realizamos la tarea con facilidad y sin esfuerzo consciente. Hemos internalizado la habilidad y se ha convertido en una parte natural de lo que hacemos.

En cada fase podemos ir también encontrándonos con enemigos del aprendizaje. Que serán barreras para eliminar en el camino a tu realidad ideal.

El aprendizaje y sus enemigos

Los enemigos del aprendizaje son aquellos obstáculos o barreras que impiden o dificultan el proceso de adquisición de nuevos conocimientos y habilidades. Algunos ejemplos de estos enemigos son:

  • Falta de motivación: Cuando una persona no está interesada en aprender, es difícil que pueda absorber y retener información de manera efectiva.
  • Falta de atención: Si una persona no presta atención a lo que está tratando de aprender, es difícil que pueda retener la información.
  • Estrés: El estrés puede afectar la capacidad de una persona para concentrarse y aprender.
  • Falta de tiempo: Si una persona no tiene suficiente tiempo para dedicar al aprendizaje, puede resultar difícil para ella adquirir nuevos conocimientos.
  • Falta de recursos: Si una persona no cuenta con los recursos necesarios para aprender (como libros, materiales didácticos, acceso a internet, etc.), puede ser difícil para ella adquirir nuevos conocimientos.
  • Miedo al fracaso: Si una persona tiene miedo de fracasar, puede ser difícil para ella asumir riesgos y aprender cosas nuevas.
  • Falta de retroalimentación: Si una persona no recibe retroalimentación sobre su aprendizaje, puede resultar difícil para ella mejorar y crecer.

Estos son solo algunos ejemplos de los enemigos del aprendizaje, pero hay muchos otros factores que pueden afectar el proceso de aprendizaje de una persona.

error: Content is protected !!