Tres Forma De Saber Qué Recuerda Tu Cuerpo

Tres Forma De Saber Qué Recuerda Tu Cuerpo

Si hay un lugar donde se encuentra el inconsciente creo que es el cuerpo, cada tejido de él guarda historias ancestrales y experiencias personales. Desde que nacemos tenemos facultades innatas y con la capacidad para organizar información, incluso, antes de nacer se recuerdan experiencias prenatales. Si sigues leyendo podrás conocer tres forma de saber qué recuerda tu cuerpo

Nada de extraño existe en que, nuestras primeras experiencias, guíen nuestros comportamientos de adultos. Desde muy pequeños se empieza a crear un sabiduría secuencial, que nos indica que se debe hacer en ciertas situaciones y qué esperar de otras.

Revisar la historia de nuestro cuerpo ayuda a entender, porque actuamos con actuamos y tener la oportunidad de darle nuevas interpretaciones a los símbolos que provienen de él.

Los mapas mentales, corporales y emocionales, se han creado en su mayoría para cuando empezamos a hablar y si observas tu propia forma de hablar, sentir y moverte, podrás acceder a la información que guarda tu cuerpo.

Ahora sí, te cuento, tres formas de saber que recuerda tu cuerpo. Recuerda que, todas van a requerir de tiempo y compromiso, hasta que logres realizarlas con naturalidad.

#1 ESCUCHATE

Las palabras que decimos, no son inocentes, están cargadas de nuestras ideas, creencias y lo que en secreto nos hemos dicho una y otra vez, hasta que lo sentimos como una certeza. Por esta razón mantenerte alerta acerca de lo que se te “chispoteo” te da luz de saber que guarda tu cuerpo.

Al iniciar se sentirá incómodo escucharte a ti mismo, porque todo lo que dices hace parte de ti y lo tomas como verdad. Sin embargo, cuestionando una u otra frase que sale de tu boca, descubrirás porque te comportas de determinada manera. Una segunda opción son las sesiones de coaching ontológico donde tienes la oportunidad de que alguien profesional te ayude a re-interpretar lo que dices.

#2 SIENTE TUS EMOCIONES para saber que recuerda tu cuerpo

Las emociones, son nuestro sistema de alerta. Todo el tiempo, estamos reaccionando ante lo que nos sucede y para cada reacción existe emoción, estas son intensas y se disipan por ejemplo, la alegría, tristeza, enojo, asombro, asco, la vergüenza y el miedo.

Cuando pases por alguna emoción, tomate el tiempo de transitar las sensaciones que llegan, revisar cómo tu cuerpo la manifiesta y encontrar que la produjo. Tendrás respuestas a porque reaccionas de una forma u otra.

Estar mucho tiempo, en una misma emoción, noslleva a los estados de ánimos que definen la forma en que permanecemos emocionalmente para la vida.

#3 MUÉVETE

No necesitas ser un profesional en la danza, solo disposición y ganas de reconocer todo lo que sucede cuando tu y tu cuerpo se sincronizan. Tomate unos minutos al día, recién te levantas y realiza un poco de movilidad articular. Mueve suavemente tu cuerpo, haz círculo con tus manos, cadera, hombros, pies, estirate, flexiona tu rodillas, inclínate así adelante.

Durante el día, cuando sientas tu cuerpo cansado, sin energía; prueba dar saltos o sacudirte. Para revitalizarte, coloca tus manos en la cara y frotalas con energia. Caminar mirando a lo lejos o colocar tus pies descalzo en la tierra, son forma de conectar con tu cuerpo.

Aprende tecnicas te ayudan a conocer tu cuerpo y estar en armonia con el. Algunas de ellas pueden ser el yoga, las danza milenarias como el afro o la del danza vientre, el tai chi o chi kung. Al moverte te sentiras más conectado, en armonía, seguridad y confianza con tu propio cuerpo.

Tu cuerpo es un templo sagrado, permítete conocer cada parte de él y darle sentido a quien hoy eres. Practica alguna de estas, tres formas de saber que recuerda tu cuerpo.

error: Content is protected !!